Foto: David Larrosa, 10 años

martes, 5 de febrero de 2013

TEORÍA DE LAS CUERDAS





Las calles eran exactamente como las recordaba, estrechas, peatonales, de adoquines, flanqueadas por fondas que, ahora, atraían a los turistas. Me sorprendió tropezarme con un traboule desprovisto de encanto; los recordaba góticos. Me interné en él y me vi al otro lado del túnel, veinte años más joven. Desaparezco.

En Buenos Aires fue distinto. Me encontré delante del teatro Colón. Hago cola con unas amigas. La neuróloga lleva una falda escocesa, nos reímos con el corazón en la boca. Pasé de largo sin dedicarme ni una mirada a los ojos. La eterna melancolía del tango me aprieta el corazón. Sé que ahora han restaurado el teatro.

Mi vuelta a Kennewick debe tener algún motivo, aunque no puedo detectarlo. Hay rostros familiares, algunos congelados en el tiempo. Tengo la sensación de que regresan de un estallido universal que ha invertido su proceso; de otro modo es imposible reunir tantas almas con vocación dispersa. Ya no hay nadie que me importe, tampoco está la High School. Me veo pasar en automóvil automático. Rojo.

Viajo para encontrarme, viajo porque no estoy.

Finalmente es Praga: desorden de tiempos. Me cruzo en formato familia feliz, y sé que yo no soy ella. Sin embargo tengo su cara, su forma de andar, su manera de acariciar al otro en ese lugar del cuello, entre la oreja y la nuca, cuyo olor me viene a la memoria. Es un futuro extraño, parezco feliz. Entonces sé que me he reconciliado y que ya puedo irme, he cumplido. Sólo necesito un lugar bien alto, bien firme, desde el que arrojarme.  

Dedicado a Juan Ojeda, que escribió: "hay que ir a tantos lugares para darse cuenta de que uno se espera donde nunca ha sido". Gracias, Juan.


43 comentarios:

  1. Qué bueno Susana. Me encanta ese devenir de cuerda en cuerda, casi aleatorio a pesar de que todo ocurrió como estaba escrito. Me gustan tus pinceladas que parecen automáticas, rojas, a ritmo de tango.

    Gracias por el relato. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Excelente.
    Yo también me apunto a la invención del tiempo - incluso del espacio - que apunta la hipótesis y tu texto. Vértigo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Agus, la invención del tiempo era el intento. Vamos a seguir probando.

      Eliminar
  3. Hermosa frase de Juan que te llevó a un texto mágico, me encantó.
    Lo increíble (y no lo digo para que vayas) es que hace un par de días que rocé estos temas en mi blog. Lo cual también me alegra, pues se ve que está sonando la misma cuerda en nuestras vidas.

    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se habla mucho de la teoría de las cuerdas y la existencia del presente como única realidad, y sea cierto o no, da que pensar. Me gustó mucho tu reflexión, Humberto. Gracias por pasar.

      Eliminar
  4. Qué maravilla, Susana, este siendo donde nunca se ha estado y se recuerda. Creo que en el fondo esa sensación vive en el estomago, revuelta con la de la noria.

    Un abrazo, Grande. Tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta conectar por el lado emocional, Miguelángel. Contigo es asombrosamente fácil, mil gracias.

      Eliminar
  5. Nunca he escuchado esta teoría que supongo existe de verdad, tu relato me hace creer en ella, es una maravillosa sensación que de alguna forma todos hemos sentido alguna ves con mayor o menor intensidad....

    Besos Susana :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Nieves. Como otras veces, y por si regresas, te lanzo un ¡SOS! porque no consigo dejar comentarios en tu blog, me los rechaza el sistema. Ya no sé que hacer. Besos

      Eliminar
  6. Muy melancólico y triste este micro de hoy. No sé, siento que en todos esos ires y venires ha mirado solo la parte que no le ha producido satisfacción. Quizás han faltado tocar otros puntos en esas cuerdas donde también se encuentran los éxitos, los logros, porque todo esto junto con lo otro es lo que hace la verdadera longitud de esas cuerdas.

    Besitos

    PD: Que sepas que estoy deseando tocar ese libro y ver la mejor dedicatoria del mundo mundial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Elysa, contigo es también muy fácil conectar. Muchas gracias por tu lectura y por tus buenos deseos, espero que se cumplan. Fuerte abrazo

      Eliminar
  7. La frase de Juan es, sin duda, una perla filosófica y literaria, Susana y tú la has engarzado en una joya a su altura.

    Virtuosismo en el uso del recurso del desdoblamiento para la construcción de una historia que -además de conseguir una complicidad lectora inmediata- genera desasosiego en quién la lee y llega a imaginarse en la piel de la protagonista.

    Brillante.

    Un abrazo admirado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues gracias por dejarte desasosegar, Pedro; era mi intención, partiendo de ese pensamiento de Juan. No es un micro narrativo, lo que siempre me genera dudas... Abrazos

      Eliminar
  8. El continente y el contenido, y la inspiración. Hoy, es todo bonito, muy bonito.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Paloma, por tu paso y tu lectura. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. Vértigo, sí, es lo que produce, me produce, tu relato. Ese juego de espacio-tiempo, fascina y aterra al mismo tiempo.

    Abrazos dobles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lola, y abrazos múltiples también para ti.

      Eliminar
  10. La frase de Juan ¡es genial!, y tu micro, ¡excelente!.Con qué maestria has enlazado ese siendo donde nunca se ha estado.
    Yo, alguna vez, he sentido esa sensación que luego me ha quedado como un vago recuerdo, no sé, si de algo que fui o perdí.

    Yo también estoy esperando tu libro con mucha ilusión, casi con ansiedad.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu entusiasmo, Nerim, me sacas un poco los colores. Un beso grande, hasta pronto.

      Eliminar
  11. Es como ver el album de fotos de una madre viajera antes de tu alumbramiento.

    Besos, Susana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una definición que cuadra en varios sentidos, Isabel. Ese alumbramiento, en lugar de la sugerencia de suicidio, cierra perfectamente la teoría. Gracias por tu lectura.

      Eliminar
  12. Vengo los martes para que no sean jueves, porque de tu hilo ingresé en pasajes precolombinos que me hicieron recordar que un comentario abarca dos soledades que se enlazan: la que escribe y el que lee. Dinámica de la cuerda.
    Abrazos desde Portugal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué hermoso tirar de esa cuerda, entonces. Muchas gracias, Sergio.

      Eliminar
  13. Somos todos esos pedazos dispersos y olvidados a un tiempo por nosotros mismos. Tu micro-glosa me ha recordado una cita (que podría ser perfectamente un aforismo) de Alejandro Lanús: "Somos ese ser trunco ignorado por nosotros mismos". Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta mucho eso de micro-glosa, Gemma. Es perfecto para estos retales que ando colgando y que dejan los hilos o cuerdas en el aire, en ese estado de meditación que describe Lanús. Gracias, un beso.

      Eliminar
  14. Un tránsito precioso y virtuoso, Susana. La frase de Juan Ojeda es ese hilillo o cuerda que una vez se nos perdió en algún sitio donde aún nos esperamos, como si un paréntesis nos hubiese impedido ser nosotros mismos. Y tú has trazado una línea narrativa muy bella para contarnos eso mismo con más palabras. Felicidades Susana, y si hay libro a la vista ¡no dejes de avisarme!. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Laura. Te adelanto que el libro, según programa de Talentura, debe salir para abril; pero seguro que haremos tanto ruido que te vas a enterar sí o sí. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  15. Susana, por acá vuelvo con alegría. Esta historias de retrospectiva, en el sentido físico de encontrar con uno mismo, me encana. Sólo las imágenes, la manera como mira tu yo al otro yo tuyo, nos dice que sensación hay y qué tranquilidad busca. A veces es mejor no hablarnos cuando uno se encuentra con el otro uno, mejor recordarlo y volver a aprender del momento.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido y bien hallado, Eskimal. Espero que el alud de trabajo no te aleje de la creación por demasiado tiempo. Un fuerte abrazo y gracias por tu lectura.

      Eliminar
  16. La mentetransportación lleva a la imaginación a una pluralidad de dimensiones... aquí en tu magnífico relato adquieren una alta vibración que sumerge al lector en los espacios que describes... magníco.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, impersonem, por leer de esta forma mi escrito. He visitado tu blog y me gustan tus poemas, me llegan. Abrazos, nos seguimos leyendo.

      Eliminar
  17. Hello Dear :) .
    Great blog. Interesting post.
    Have a nice weekend.
    Welcome to my blog.
    http://photographyismyexistence.blogspot.com/

    Like me on Facebook. I will be extremely grateful.
    https://www.facebook.com/pages/In-another-light/413836138693856

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi Patrycja, thanks for coming here. I'll go to your blog and your facebook page, I'm interested in good photography. Have a nice weekend too.

      Eliminar
  18. hacía tiempo que no te leía, Susana, y me agrada encontrarme con un relato con tanta intensidad. Espacio-tiempo- transportación. Es una gran manera de encontrarse. La frase es genial y tú la has sabido explotar.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu lectura, Elena, siempre es un placer contar con tu amable proximidad. Un beso

      Eliminar
  19. ¿Me había perdido esto? Soy un troglodita, sin duda.
    Me ha parecido sensacional la manera de darle forma a esa idea y de perdernos y reencontrarnos, en el tiempo, en el espacio... Me ha llegado clara la sensación, la idea, confirmando (al menos para mí) lo excepcional de la pieza. Felicidades y felicidades a la parte que le corresponde al gran Juan.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, muchas gracias, Xesc. Me gusta que nos encontremos en este espacio y este tiempo virtual que a veces vuela y se pierde... Un abrazo real, amigo.

      Eliminar
  20. Exquisito.
    No tanto el atribulado itinerario de tu personaje. Qué follón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte, Raúl. Aunque no me queda claro si te ha gustado o te parece un embrollo, jaja... Un abrazo.

      Eliminar
  21. Es un cuento extraordinario. Ese ajuste de cuentas con las imágenes del pasado presente. Es una teoría del viaje, al que solemos llevar todas nuestras manías y obsesiones. Me ha encoantado Susana.

    ResponderEliminar
  22. Ajuste de cuentas es la definición exacta, Juan. Gracias por tu afilada lectura. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Este experimento me ha gustado, es más suave que el anterior. Relato para leer y releer múltiples veces y hacerse a la idea de la vida de la protagonista.

    ResponderEliminar