Foto: David Larrosa, 10 años

martes, 31 de diciembre de 2013

Recomendación de Fin de Año

Queridos colegas, paso por aquí para despedir 2013 y desearos que el nuevo año sea más feliz y luminoso, que nos dé la oportunidad de aplicar con éxito la experiencia acumulada... 

Todo ello con una recomendación muy especial: el libro de nuestro compañero José Agustín Navarro MartínezAgus tuvo la amabilidad de pedirme un prólogo para sus Últimos compases del reloj de arena (Círculo Rojo, noviembre 2013), y yo os lo dejo aquí con su consentimiento a modo de introducción para su lectura.

¡Feliz Año y felices micros!




            Prólogo

La difusión electrónica ha entrado en una de sus épocas más desenfrenadas y, sin embargo, el libro de papel sigue siendo objeto de predilección. El porqué es muy sencillo: cualquier adicto a la literatura desea que la experiencia literaria se materialice. El lector desea conservar aquellos libros con los que aprendió y vivió experiencias nuevas. El escritor desea ver su obra en forma de objeto tangible. Es muy básica la necesidad de hacer que aquello que nos conmueve perdure.

Agustín Navarro ha hecho un recorrido peculiar dentro del escenario de posibilidades que hoy se ofrecen. Cuando muchos microrrelatistas abrían blogs para exponer sus creaciones –no en vano se habla de la generación blogger-, él se resistía a tal tentación. Sus textos se asomaban a los blogs de algunos colegas, pero no a uno propio.  Tampoco frecuentaba las redes sociales, lugar hacia el que se va desplazando lentamente la producción de narrativa breve. Tan sólo se aparecía en ellas como finalista o ganador de concursos, mencionado por algún colega.

Al margen de todo afán de visibilidad, su quehacer era productivo: en privado iba reuniendo un corpus narrativo muy considerable, lo sometía a su propia visión crítica y selectiva y evaluaba, sin prisas, su posible publicación. Ese corpus destilado es el que hoy tenemos entre manos.

La presente edición culmina este proceso personal marcado por un recorrido propio, al margen de tendencias, que cronológicamente ocupa un periodo creativo de tres años.

Sus textos se caracterizan, principalmente, por el uso de un lenguaje rico y expresivo. El escritor utiliza hábilmente la polisemia y se sirve de metáforas contundentes. A menudo, este juego lingüístico lleva a la asociación de imágenes; así, pasa de un campo semántico a otro, como en “Huelga general en Namibia”, “La imaginación del niño”, “Fantasías sexuales de un anarcosindicalista londinense en la Inglaterra finisecular” o “Zoo”, siempre para causar la sorpresa y estimular la crítica en el ojo lector.

Llama la atención la presencia de algunos microrrelatos de denuncia, no porque este género no haya servido a muchos escritores para trasladar una queja social, sino por el grado de contundencia y el calado del mensaje de los textos de Agustín. Entre ellos destaca la potencia de “Refugio”, que impacta en la conciencia del lector, “Porno” o “El dinosaurio, una vez más”.

Sin embargo, lo más destacado, amable e inmediato del libro son sus trazos humorísticos. Agustín pinta de ironía y hasta de sarcasmo algunas escenas, a las que saca un partido extraordinario gracias a este mismo rasgo constitutivo. Es el caso de “R.I.P.”, “Traducción de carta en escritura cuneiforme”, “Cuerpo a cuerpo”, “Pubertad”, “Parejas liberales”, “No” o “Boicoteo azteca”, por citar unos pocos.

Mención aparte merece el surrealismo en la narrativa breve de Agustín Navarro. Siendo uno de los enfoques frecuentes del microrrelato actual, asombra y despunta la calidad que alcanzan los textos surrealistas de este libro, entre ellos “La masacre” o “La bandada”, extraordinarios, aunque quizá sea “Ecosistema del desamor”, que abre esta selección, el más difundido y valorado por los seguidores de este género –algo que realmente merece. Una imaginación desbordante, que engarza imágenes insólitas y contradictorias, catapulta algunas escenas hacia el mundo de las sensaciones más conmovedoras en “Fábula”, “Niña visionaria”, “La limosna”.

Por lo demás, el lector podrá encontrar una predilección muy marcada por el uso de la primera persona,  abundantes visualizaciones, escenas ácidas en materia de sexo y religión, el retrato constante de un mundo deshumanizado y una visión femenina peculiar, crítica, con abundante presencia de mujeres sin rostro, exigentes, a veces prostitutas o falsas princesas.

            En definitiva, se trata de un escritor que escribe “lo que le apetece”, como ha declarado en más de una ocasión con motivo de alguna entrevista. Libertad de propósitos y objetivos -ya revelada por su andadura al margen de la era digital- que lo lleva ahora a presentar esta selección propia de microrrelatos.

            Disponemos de este objeto precioso, un libro, como fiel testigo de un recorrido firme. En “Últimos compases del reloj de arena“ se recogen los éxitos en los certámenes en que ha participado Agustín Navarro y los textos más valorados por los colegas que lo conocemos. Una merecida materialización. Y una publicación que ya integra  –no me cabe duda, podremos comprobarlo pronto- los primeros pasos que el autor empieza a dar en su próxima etapa literaria, que como siempre ha dado comienzo en la discreción de su despacho.


                                                                                                Susana Camps Perarnau


14 comentarios:

  1. Feliz entrada de año y tendré muy en cuenta tu recomendación.

    ResponderEliminar
  2. Queda en mi lista de lecturas pendientes. Te deseo lo mejor para el año que casi asoma.Que sobre todo no nos falte el humor para seguir y mucha salud,salud,salud. Petons.

    ResponderEliminar
  3. Un magnifico prólogo Susana, tendré en cuenta tu recomendación y a ver si me hago con el nuevo libro de Agus.

    Que tengas un feliz año 2014. Espero que la vida tan nueva cada dia te trate bien y te deje crecer mientras miramos al norte del futuro de cada cual y compartamos amistad y buenos deseos. Con todo cariño.

    ResponderEliminar
  4. Susana, un lujo aparecer en tu blog. y una inmejorable manera de acabar el año. Abrazos. ¡¡¡ Y Feliz 2014!!!
    Agustín Navarro

    ResponderEliminar
  5. Es cierto lo que dices, Susana. De José Agustín he leído muy poco, el par de relatos que incluyó en deAntología. Es una pena que no regale más relatos al público. Son tantos los libros de micros que tengo en mi mesa pendiente de leer (el tuyo entre otros) que estoy desbordado. Me alegro de que te pidan hacer prólogos y traducir al catalán.
    Seguro que en 2014 nos volvemos a ver. Un par de abrazos de estos vallekanos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la recomendación Susana. Apuntado queda el título y a buscarlo. Creo que en el próximo año me dará tiempo a leer todo lo que tengo
    .
    Feliz año y un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
  7. Gracias por la recomendación Susana. Apuntado queda el título y a buscarlo. Creo que en el próximo año me dará tiempo a leer todo lo que tengo
    .
    Feliz año y un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
  8. Susana, también agradezco la recomendación y espero que algún día puedas también hacerme el honor de un prólogo. Tu libro lo llevo por parte, lo leo lento, un cuento para un día, en el metro, que es donde se lee a gusto en estos tiempos. Te he contestado la carta Susana, hace semanas, espero la hayas leído y no piensas que se me ha pasado por alto. Ánimo, abrazos y esperanzas para este 2014.

    ResponderEliminar
  9. Feliz año también para ti. Esperemos que el 2014 nos deje seguir creciendo y ser felices.
    Apunto tu recomendación a la lista de pendientes de mi microbiblioteca.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Feliz año también para ti. Esperemos que el 2014 nos deje seguir creciendo y ser felices.
    Apunto tu recomendación a la lista de pendientes de mi microbiblioteca.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Las recomendaciones tuyas son casi ley.
    Un fuerte abrazo y feliz 2014.
    HD

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias a todos, MIGUELÁNGEL, ANNA, MIRENTXU, AGUS, XIMENS, ELENA, GUSTAVO, NIEVES, HUMBERTO, por pasar y por dejar vuestras palabras. Seguiremos pendientes unos de otros, cuidándonos un poquito en medio de las inclemencias de los tiempos. Gracias por vuestra compañía en 2013 y muy feliz 2014, lleno de literatura, salud y estabilidad.

    ResponderEliminar
  13. Feliz Año Susana. Muy buena tu crítica.Gloria Arcos

    ResponderEliminar
  14. Hola, bonito blog. Por ciertro, acabo de iniciar el proyecto 365: escribir un relato por cada día del año. Si quieres seguirme, mi blog es: http://pepitas-de-oro.blogspot.com.es

    ResponderEliminar