Foto: David Larrosa, 10 años

martes, 17 de enero de 2012

UNA VIDA VIVIDA

Murió con las botas puestas, murió al pie del cañón tras luchar a brazo partido contra larga enfermedad. Tomó al pie de la letra que de esta vida sacarás lo que disfrutes nada más, y como largueza y altruismo empiezan por uno mismo, compró arroz para vivir y flores para saber hacerlo; que como dice el mosquito a la rana, "más vale morir en vino que vivir en el agua”. En latino, collige virgo rosas.

Hueso duro de roer, con la muerte en los talones clamó que siga el espectáculo: hoy por hoy yo sólo espero, si alguna astilla soy de tal palo, saber tan bien vivir como quien ha de morir; pues quien sólo de esperanzas vive, de hambre muere.

Apurar cielos pretendo y siendo ceniza, tener sentido. Y como nadie se muere en la víspera, y para aprender y tomar consejo me dicen que nunca se es viejo... emprendo el arte más largo:








46 comentarios:

  1. Precioso carpe diem que me llevo para seguirlo al pie de la letra en lo que pueda, que siempre es mejor morir que perder la vida. Un beso Susana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonita frase que sumo a la lista de imprescindibles. Gracias Mar, un beso.

      Eliminar
  2. Me uno a todos en ese brindis al saber vivir.

    Sé que és molt més que un micro.
    Una abraçada sentida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Xesc, por tu cercanía. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hoy paso por aquí de puntillas, con el máximo respeto y admiración por tus palabras. Sólo añadir que tu pieza me recordó al título de las memorias de Gabriel García Márquez, "Vivir para contarla". No sé si uno puede aspirar a algo más.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Evocar a García Márquez es mucho, Agus...! Gracias, un abrazo.

      Eliminar
  4. Precioso!
    Levanto mi copa y brindo con vosotros.

    Por ustedes!!!

    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bebamos hasta que no nos veamos, Nieves, jaja... Besos, gracias.

      Eliminar
  5. Tu bella poesía en prosa, y la música que tan sabiamente has escogido, me han emocionado.
    Comparto tus palabras, tu sentir.

    Un fortísimo abrazo, Susana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabiduría popular, Patricia. Sentir compartido. Gracias por tu empatía, siempre.

      Eliminar
  6. BRAVO Susana!
    Has conseguido en un microinstante que mi corazón sea noche,
    para volver a la luz con ese magnífico broche final al que nos has conducido con tus palabras.
    Estoy segurísima que la astilla es de un maravilloso palo.
    Un abrazo enorme, Susana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El palo es resistente, tozudo y enérgico, una genética de agradecer. Muchas gracias, Mónica, un beso.

      Eliminar
  7. No sólo de frases hechas vive el microrrelatista pero de todos es sabido que quien a buen blogger se arrima buena prosa le cobija.
    aplausos!!! Aplausos y más aplausos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué rico eres! (Perdona que te diga esto, no queda muy serio, pero es lo que he pensado...) Un abrazo y muchas gracias, Fernando.

      Eliminar
  8. Un texto magnífico que reúne truismos y deja un buen sabor de boca: a vivir que el mundo se acaba.
    Un beso enorme.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Humberto. Me has hecho buscar "truismo", la verdad; cosa que se agradece. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. Susana, me cuesta hablar después de haberte leído.

    Me descubro y declaro mi admiración por tus palabras y por el fondo -que me gustaría seguir a pies juntillas-.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Brindemos pues. Un abrazo Pedro, gracias por tus palabras.

      Eliminar
  10. Vivir, vivir, vivir. Cada minuto. Cada instante.
    Bello y emotivo.

    Abrazos, muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo la impresión de que no te descubro nada nuevo, Lola, que sólo he recitado tu filosofía de vida, ¿no es un poco así? Vivir con intensidad. Gracias, besos.

      Eliminar
  11. Precioso y sentido homenaje, Susana. Estoy seguro que igual que llegan las cometas, desde allí se oye el chinchín de las copas.
    Si en momentos así no te sirve la literatura, para qué queremos escribir?

    Un abrazo prolongado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Brindis y cometas. Es verdad Miguelángel, tu cometa me llegó muy hondo y por ahí iban ya los tiros. Un abrazo con mucho cariño.

      Eliminar
  12. Brindo por las vidas de todos, pues más magia en este recodo no se encuentra fuera de tu escrito.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  13. "Hemos venido a ser felices", siempre que termino de decir esa frase algún objeto de la mesa levanta la ceja izquierda en señal de ironía (tengo un escritorio procazmente existencialista)... y yo, con el tiempo, he aprendido a contestarle que no hay mayor ingenuidad que la de creer que la luz no es posible (o mucho peor, que la penumbra nos engrandece al transformarnos en seres oscuros)/

    Bellísimo el micro, un torbellino vital de tropiezos aromáticos. Fuerte abrazo!

    Pd: Cuando dice "Y como nadie se muere la víspera" creo que debería decir "Y como nadie se muere EN la víspera"... no sé, realmente odio hacer correcciones de cualquier tipo en una entrada ajena pero me da pena; una obra tan hermosa no merece quedar ni siquiera levemente empañada por un olvido "tipográfico"...

    Nos estamos comentando.

    ResponderEliminar
  14. La ceja izquierda...
    Juan, te agradezco muchísimo tus palabras, sobre la corrección especialmente. No dudes nunca en dejar tus objeciones aquí, faltaría más; son muy bien recibidas. Precisamente esta frase es una herencia de mi contacto con Argentina (en España no se usa), y la he expresado tal y como la recordaba de oídas; por tanto me he comido irrazonablemente el "en", no es un fallo tipográfico. Lo enmiendo enseguida. Un fuerte abrazo, gracias.

    ResponderEliminar
  15. A tu salud Susana y a vivir que son dos días y el último es el más corto...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, esa coletilla no la sabía, jaja... Gracias Rosa, besos al aire.

      Eliminar
  16. Susana, me ha gustado mucho el micro. Derrocha fuerza, y tiene perlas diseminadas por el texto, entre las que me quedo con: "quien sólo de esperanzas vive, de hambre muere", y "Apurar cielos pretendo y siendo ceniza, tener sentido".

    Ya sabes, soy de ciencias, por lo que pon mi comentario al fresco, pero yo discrepo de la corrección que comenta Juan Ojeda y que veo que ya has hecho tuya. Uno puede perfectamente - y desgraciadamente - morirse el día tal y no necesariamente en el día tal.

    Y el final con el brindis, un lujo.

    Yo brindo por ti. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Arte Pun, me dejas tranquila porque fuerza es lo que quería transmitir en última instancia. Y veo que te quedas con una cita popular y dos literarias, así que gana por goleada el poeta que (siendo "de ciencias") llevas dentro. Chinchín por eso, un abrazo.

      P.D. Tengo pendientes las reformas de "Encomienda", que lo sepa usted. Es que exigen cocción. En cuanto al "en" de hoy, puede que sea optativo, pero me quedo más tranquila con la versión de Juan, quizá más precisa o fiel al lugar de origen de la cita.

      Eliminar
    2. En mi opinión, en ese dicho al que aludís, “la víspera” no obra como sustantivo sino como adverbio temporal. Igual que ayer, mañana o la semana que viene, debería interpretarse como «el día anterior». «Nadie se muere la víspera» es perfectamente correcto, en castellano de aquí, de Argentina y de cualquier lugar. «Nadie se muere EN la víspera” es una incorrección, igual que lo sería «Nadie se muere EN el día anterior».
      Así lo creo yo, al menos.

      Eliminar
    3. Bienvenido, Hank. Muchas gracias por tu aportación, voy a hacer un par de consultas porque ahora ya no me quedo tranquila. Un abrazo.

      Eliminar
    4. Pues sí Hank, eso mismo es lo que yo había pensado. Además creo que en el párrafo en cuestión, chirría tanto que le quita bastante frescura, algo que era cómplice y alma del texto.
      Saludos

      Eliminar
  17. Te mando besos y un abrazo muy fuerte que te den calor, bueno... con la derecha ahora no ¿vale?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy Elysa, qué ilusión que andes por aquí... Un millón de gracias, un millón de abrazos, mis mejores deseos para esa derecha que pronto, muy pronto, ha de volver a knoquearnos con nuevos micros punzantes. Hasta pronto, Ely.

      Eliminar
  18. Esto se llama hacer "encaje de bolillo y pasamanería". Todos son frases hechas ¿no? hilvanadas con tu ingenio. He disfrutado con su lectura... y La Traviata final, me muero de placer. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Juan. Es un gustazo verte por aquí y compartir el brindis. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  19. Yo tambièn lo estoy emprendiendo, no es fàcil pero hacia ahi vamos. Buen post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido, David, y me alegro de que compartamos ese camino. Abrazos.

      Eliminar
  20. Bueno, bueno, esto es una fiesta. Me encanta el encaje que has hecho y la alegría final del brindis.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por acercarte a brindar, Isabel. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  21. Oh, Capitán, mi Capitán, Carpe Diem (que se lo digan al capitán del barco italiano, ese sí que sabe vivir al día). Tu texto me parece un canto a la vida, un poema en prosa. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je, la verdad es que se ha ganado a pulso la que le está lloviendo. Gracias por venir, un abrazo Manu.

      Eliminar
  22. Hola Susana:

    No es la primera vez que paso a leer este micro.
    y la pregunta es si estoy ante un relato o ante un ensayo. Es decir, si la historia se apoya en el discurso o al revés. Y pienso que por esto último van los tiros. Primero por esa apuesta clara por el Carpe Diem y luego por el desarrollo posterior del texto. La historia pasa ser subsidiaria de la exposición de una idea. El personaje del que se habla es sólo el justificativo para lanzar constantemente una serie de conceptos que abonan la idea primera.
    En definitiva, que para mi estaríamos ante un microensayo con discurso, retórica y escritura premeditadamente arcaica, perdón premeditadamente siglo XVIo casi XVII.

    Es precisamente el tono del discurso, su escritura lo que destacaría en segundo lugar, no sólo por la utilización de una serie de frases hechas o fragmentos de refranes o Provervios clásicos ("quién de esperanzas vive, de hambre muere), sino por una sabia utilización del hiperbatón en prosa. Así pues, escondes nada menos que a dos señores del siglo de Oro. Calderón y Quevedo (pienso que hay alguno más, pero por ahora sólo señalo estos dos) del primero es una frase clásica de Segismundo en La Vida es Sueño( "¡Ay Mísero de mi, ¡Ay infelice! Apurar cielos pretendo, que delito cometí / contra vosotros naciendo...") y respecto a Quevedo estamos nada menos que ante el penúltimo verso de su famoso poema "Amor más allá de muerte", donde do Paco dice: "Serán ceniza, más tendrá sentido, polvo serán más polvo enamorado" tú lo conviertes en "Y siendo ceniza tener sentido" lo cual haces que dos versos de dos poetas que tenían una idea un tanto pesimista del Carpe Diem abonen precisamente una idea clásica del tópico.
    Interesante esa composición que encuentra en el Brindis de la Traviata (de Verdi y de Piave ya hablaremos un día de estos) un acertadísisssimo colofone.


    y hasta aquí llego.

    nos continuamos leyendo

    unpeton

    hugo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caramba, Hugo, me abrumas con semejante comentario. Muchísimas gracias por tu exhaustivo análisis. La verdad es que dudé si colgar este texto porque yo tampoco creo que sea un micro, pero al final prevaleció la emotividad sobre el purismo.
      En cuanto al lenguaje, supongo que es arcaico porque los siglos que indicas son el periodo literario que conozco un poco más, y como es una época de enorme sabiduría, cuesta no rememorar algunas perlas (p.ej. hoy no estaba el Lazarillo, pero en "Encomienda" se coló disimuladamente).
      Tus referencias son exactas, desde luego. Están también Confucio ("compro arroz para vivir y flores para tener por qué vivir") y Erasmo (se le atribuye "la vida es corta, el arte largo, la ocasión fugaz"), pero si te soy sincera no conozco bien a estos gigantes; ahí mi utilización ha sido un poco de almanaque, porque sólo he leído el Elogio de la locura y hace un montón de años.
      En fin, sólo insistir en que es un privilegio que alguien me lea y me comente de este modo.
      Un abrazo muy fuerte, mil gracias.

      Eliminar
  23. Que empiece el baile de la danza macabra.
    ¡Todos a sus puestos!

    Muy bien hilado, querida Susana.
    Abraçades amb vistes a la SF

    ResponderEliminar
  24. Muy bien logrado Suisana. Es un micro que se abre lentamente y despliega cual abanico de frases hechas, excelentemente enlazadas, en pos de una maravillosa idea,disfrutar la vida hasta el final.
    Genial como siempre.
    Cariños
    Claudia

    ResponderEliminar